Al margen - Septiembre 2018

Al margen - Septiembre 2018

 

Después de un paro que duró 17 días, el gobierno de Chiapas firmó un acuerdo con la CNTE en el que se comprometió, entre otras cosas, a no realizar la evaluación docente que estipula la reforma educativa. Durante la suspensión de labores, los integrantes de la Coordinadora tomaron una docena de gasolineras y regalaron el combustible a los usuarios, dejando a más de 200,000 estudiantes sin clases. En el acuerdo se pactó: eliminar la represión laboral, jurídica y económica contra los participantes de las protestas; no sancionar a los maestros que faltaron a clases durante este periodo; aplicar los “usos y costumbres” en los ascensos y las promociones de los maestros; no aplicar la evaluación educativa en los últimos seis meses que le quedan a esta administración; respeto al control que tiene la CNTE de la caja de ahorro y de préstamos, así como del Fondo de Ahorro y Beneficio Social, y que se les brinde presupuesto suficiente para que opere el Proyecto de Educación Alternativa.

 


 

El pasado 11 de junio el subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán, afirmó que ocho de cada 10 jóvenes que provienen de familias cuyo ingreso se encuentra dentro del 40 por ciento más bajo se encuentran becados. No obstante la ayuda que se les brinda, la deserción escolar no ha disminuido. En este sentido, Tuirán aseguró que estos apoyos económicos no son suficientes para atacar el abandono de estudios. De igual manera, Rafael de Hoyos, titular de la Unidad de Educación para América Latina y el Caribe del Banco Mundial agregó que las becas no solucionan la situación de los más de 500,000 jóvenes ninis, pues “son inefectivas porque no abordan el problema de fondo que es que estos chavos no aprenden”.

 


 

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue, en una reunión con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que es imposible que la máxima casa de estudios tenga la capacidad física para aceptar más estudiantes. El rector dijo que en México hay un total de cinco millones y medio de estudiantes de bachillerato, mientras que sólo hay dos millones y medio de lugares en la educación superior. Aumentar dos millones y medio de lugares, así nada más, es inviable. Se tiene que hacer un proyecto para crecer la matrícula, y eso es lo que el rector Graue le presentará al virtual presidente. El rector cerró afirmando: “México espera muchísimo de este gobierno y ahí hay un ánimo generalizado de cambio. Espero un México esforzado, honorable, trabajando por el desarrollo”.

 


 

Más allá de una reforma educativa que promete clases de computación y de inglés y aulas con Wi-Fi, hay comunidades donde cuesta trabajo conseguir libros y pupitres. Ésta es la realidad de cerca de 800,000 alumnos de sociedades que sufren extrema pobreza. Por ello, el Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe) tiene un grupo de cerca de 37,000 jóvenes de 17 a 29 años de edad que trabajan como maestros comunitarios en aquellas regiones adonde la SEP no llega. Aunado a esto, el Consejo promueve la ciencia, la cultura y las artes a través de 335 caravanas, las cuales ofrecen obras de teatro y conciertos. Sin embargo, esto sólo cubre 20 por ciento de estas comunidades, por lo cual se necesitarían 1,000 caravanas para cubrir el 100 por ciento. Ezequiel Jarillo, quien tiene cerca de una década de trabajar como profesor comunitario, reconoce que el programa posee muchas bondades; no obstante, “falta inversión tecnológica y bibliográfica. No estoy hablando de tabletas y de internet, sino de libros; necesitamos enciclopedias”.

 


 

Para el ciclo escolar 2018-2019, la SEP distribuyó 186.6 millones de libros de texto. Lamentablemente, éstos no están exentos de erratas. En el libro de matemáticas para segundo año de primaria se les enseña a los niños mediciones de distancia que pueden hacer con sus manos, es decir, les muestran cómo identificar una pulgada, un palmo y una cuarta. Sin embargo, en el caso de la cuarta, la mano que se observa en la ilustración tiene seis dedos. En otra página puede leerse “equipoos” en lugar de “equipos” y, más adelante, se aprecia “lerse” en lugar de “leerse”. La Secretaría afirmó que ya corrigieron la mano de seis dedos y que se puede descargar e imprimir desde el portal de la Subsecretaría de Educación Básica.

 


 

La consejera que dirige la junta de gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Teresa Bracho, destacó que se ha universalizado la educación obligatoria. En el ciclo escolar 2016-2017 la primaria alcanzó una cobertura de 98.4 por ciento, mientras que la secundaria tuvo 82.2 por ciento, aunque en la educación media superior esta cifra decreció a 62 por ciento. En promedio, el grado de escolaridad de la población es de 9.2 años, lo que equivale a un poco más que la educación básica. Sin embargo, aunque haya aumentado la cobertura, la calidad no ha mejorado. En la prueba Planea 2017, el 26.1 por ciento de los alumnos obtuvo un resultado satisfactorio en lenguaje y comunicación y 13.7 por ciento consiguió un buen resultado en matemáticas.

 


 

Esteban Moctezuma, propuesto como titular de la SEP por Andrés Manuel López Obrador, anunció cuatro nombramientos. Por un lado, Gilberto Guevara Niebla, consejero de la junta de gobierno del INEE, se encargará del área de Equidad para la Educación; Juan Pablo Arroyo, profesor titular de la UNAM y coordinador de proyectos de Evaluación del Desempeño de la Auditoría Superior de la Federación, será subsecretario de Educación Tecnológica. Por otro lado, Luciano Concheiro, investigador de la UAM, integrante de la Academia Mexicana de las Ciencias y consultor de la Oficina de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, estará al frente de la subsecretaría de Educación Superior. Por último, Raquel Sosa, investigadora del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, será rectora del Sistema de Universidades Públicas Benito Juárez. Moctezuma aseguró que la SEP se encargará de impulsar la equidad y la calidad en la educación y se asegurará de desarrollar la capacidad física de niños y jóvenes a través de una buena alimentación y de actividades deportivas.

 


 

La Asociación Mexicana para la Salud Sexual (AMSSAC) advirtió que sólo 45 por ciento de los libros de biología para los estudiantes que inician la secundaria contiene temas como la homosexualidad y la diversidad sexual, mientras que sólo 50 por ciento aborda el tema de la masturbación. Lo que sí trata en su totalidad se relaciona con las infecciones de transmisión sexual y con el uso de anticonceptivos. El presidente de la AMSSAC, Eusebio Rubio, aseguró que abordar el tema de la diversidad sexual es fundamental para evitar la discriminación. No obstante, sigue habiendo voces que se pronuncian en contra del tratamiento de estos temas, en particular las asociaciones pro-familia, las cuales en 2017 solicitaron a la SEP retirar los libros que tocaran esas cuestiones. De hecho, las editoriales presentaron 31 libros diferentes, pero sólo fueron aceptados 17.

        


 

El 22 de febrero de 2018 estalló una huelga de profesores en el estado de Virginia Occidental, en Estados Unidos. Después de ésta, los profesores de escuelas públicas de las entidades de Virginia (28 de febrero), Oklahoma (2 de abril), Kentucky (2 de abril), Georgia (19 de abril), Arizona (26 de abril), Colorado (27 de abril) y Carolina del Norte (16 de mayo) también anunciaron un paro de actividades. Estos levantamientos son resultado de las malas condiciones en las que laboran los trabajadores. En general, los maestros de escuelas públicas ganan 60 por ciento menos que profesionistas que están igualmente preparados. Teniendo en cuenta que la mayor parte de estos estados están representados por militantes del Partido Republicano y que los maestros encarnan 3.2 millones de votos, esto podría implicar un cambio de signo político en estos territorios durante las elecciones intermedias.

 


 

En Rusia hay una lucha ideológica por la educación. Por un lado están los tradicionalistas que abogan por un modelo de enseñanza que se centra en el profesor como figura de autoridad y dador de conocimiento; por el otro, tenemos a los progresistas que impulsan una educación que se centra en que los alumnos aprendan a partir de experiencias significativas. La ex ministra de educación, Olga Vasilieva, aboga por el modo tradicionalista de dar clase, pues está a favor de “regresar a las mejores prácticas soviéticas”. Del otro lado tenemos a los miembros de la Escuela Superior de Economía de la Universidad de Moscú, quienes aseguran que los planes de estudio están caducos y son inadecuados para la vida moderna. Aunque ninguno de los dos grupos ha ganado todavía, el presidente Putin ha hecho un llamado a ambos para hacer que las escuelas rusas sean competitivas a nivel mundial, promoviendo el desarrollo de los alumnos e inculcándoles valores morales. Por ello ha dividido el Ministerio de Educación y Ciencia en Ministerio de Ciencia y Educación Superior y Ministerio de la Ilustración. El primero se encargará de fomentar la innovación, mientras que el segundo será dirigido por Vasilieva y se enfocará en forjar el carácter de los estudiantes de primaria y secundaria.

 


 

Muchos estudiantes que están por entrar a la universidad quieren que sus futuras carreras tengan el mayor impacto social posible. Sin embargo, dilucidar cómo hacerlo puede resultar muy complicado. Por ejemplo, estudiar medicina y ofrecerse como voluntario en alguna zona rural tiene una repercusión social positiva. No obstante, también invertir en la bolsa, ganar grandes sumas de dinero y donarlas es benéfico para la sociedad. De aquí que no quede claro qué profesiones tienen el mayor efecto social. En ese sentido, estudiantes de la Universidad de Oxford fundaron la organización 80,000 Hours (el nombre proviene del total de horas que una persona pasará trabajando en su carrera: 40 horas a la semana, 50 semanas al año, durante 40 años), con el objetivo de crear una guía de orientación vocacional que se centre en maximizar la repercusión social. Esta asociación no tiene fines de lucro y se sostiene por donaciones voluntarias, por lo que cualquiera puede tener acceso a su contenido.

 


 

En Tanzania, una de cada cuatro adolescentes de 15 a 19 años de edad se encuentra embarazada. Esto es especialmente grave cuando se toma en cuenta que, en la región, esta condición amerita expulsión de por vida de la escuela. Entre 2003 y 2011 más de 55,000 muchachas fueron echadas por estar embarazadas. Más aún, continuamente las maestras sacan a las alumnas para hacerles pruebas de embarazo. En general, esta actitud no está explicitada claramente en las leyes. Sólo hay afirmaciones vagas como: “Un estudiante puede ser expulsado por una ofensa en contra de la moral”. Para poder combatir el nivel de deserción, la ministra de Educación, Joyce Ndalichako, estaba haciendo un plan para procurar que estas jóvenes pudieran regresar a la escuela. Sin embargo, el presidente John Magufuli afirmó: “Después de quedar embarazada, estás acabada”. Incluso, Halima Mdee, legisladora de Tanzania, criticó la posición de Magufuli, por lo que fue arrestada por “insultar al presidente”. Es lamentable ver que se dan estas medidas, y lo peor es que no son exclusivas de Tanzania, sino que también se dan en Sierra Leona y en Guinea Ecuatorial.

 


 

Un tercio de los cursos de posgrado en Estados Unidos ahora se toman en línea. Cuando comenzaron los cursos massive open online courses (MOOC) se pensaba que las universidades serían desbancadas, así como las disqueras y los periódicos lo fueron debido al contenido multimedia. Sin embargo, lejos de carecer de alumnos, instituciones como Yale, Harvard o Berkeley han impulsado la educación en línea a partir de sus cursos de posgrado, mientras que, por el contrario, las empresas dedicadas a la creación de MOOC tienen pocos alumnos.

   


 

Una nueva investigación titulada Assessment & Evaluation in Higher Education (a cargo de la Southampton Solent University y la University of Nottingham) arrojó que las estructuras de evaluación de las universidades en Reino Unido generan un entorno estresante que obstaculiza el aprendizaje. El estudio tomó datos de 73 programas universitarios en 14 instituciones distintas y concluyó que tener muchas evaluaciones, las cuales constituyen la calificación final del curso, puede resultar en una formación superficial, mediante la cual el estudiante sólo aprende a regurgitar datos. El problema nace debido a que las carreras están constituidas a partir de muchos módulos, lo que genera una carga de evaluación muy pesada. Los investigadores aseguran que “una carga más ligera de evaluaciones daría espacio a un aprendizaje más lento y profundo”.

 


  

El número de proyectos de investigación del Reino Unido que son financiados hasta por 1.5 millones de libras por el Consejo Europeo de Investigación (CEI) ha caído debido a las preocupaciones de los investigadores en torno al Brexit. Alemania tiene 76 proyectos activos, mientras que Gran Bretaña sólo cuenta con 67. Más aún, si se toma en cuenta que, de esos 67 financiamientos, 50 han sido otorgados a personas de otros países, de los cuales 30 son de Europa, puede verse que la investigación del Reino Unido depende de la participación de investigadores extranjeros, en particular de la Unión Europea. El gobierno ha asegurado que protegerá la movilidad académica y ha prometido financiar los proyectos dentro de la isla en caso de que no se pueda llegar a un acuerdo. No obstante, los académicos siguen teniendo incertidumbre en torno de las implicaciones de la separación del Reino Unido.

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado