La contienda por la educación: globalización, neocorporativismo y democracia

La contienda por la educación: globalización, neocorporativismo y democracia

 

Carlos Ornelas

Fondo de Cultura Económica, México, 2018

 

Los sustantivos —globalización, neocorporativismo y democracia— proporcionan nudos conceptuales para desplegar un análisis de las reformas educativas que emprendieron los gobiernos de Carlos Salinas, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. El ánimo de este libro es trascender el examen de coyuntura y enmarcar esas circunstancias como trances importantes en la contienda perdurable por la educación nacional. Esta disputa se da entre dos proyectos de reforma que no son extremos por completo, pero sí ofrecen alternativas distintas: uno, el neoliberal, amparado en tendencias globales, y otro, el democrático, bajo el manto de una visión cosmopolita.

La reforma educativa que anunció el presidente Enrique Peña Nieto el 1° de diciembre de 2012 no ha tenido reposo. Transitó de la euforia reformadora manifiesta en leyes y en la creación de nuevas instituciones a la recentralización del pago de la nómina; de críticas al corporativismo a la formulación de un nuevo modelo educativo. El gobierno y los partidos que lo acompañaron al despuntar el sexenio comenzaron por enmiendas a la Constitución, mudanzas en la Ley General de Educación y promulgación de dos leyes secundarias con el fin de unificar las relaciones laborales de los maestros y fortalecer las bases del Estado evaluador.

Para contender con el grupo dominante del SNTE, parecía que el presidente adoptaba el método que Nicolás Maquiavelo recetó al príncipe: usar la fuerza como un león y actuar con astucia como un zorro. En febrero de 2013 —cuando mandó encarcelar a la presidenta del SNTE, Elba Esther Gordillo—, el presidente Peña Nieto actuaba cual profeta armado. Pero esos atributos se esfumaron cuando altercó con la disidencia magisterial. Para negociar con la CNTE, el presidente designó al subsecretario de Gobernación.

Con esa decisión, el mandatario diluyó los atributos del león y del zorro. Enrique Peña Nieto prefirió usar los instrumentos del viejo corporativismo: intentar comprar a los opositores. Pero en lugar de ganarlos para su causa los hizo crecer. La visión del profeta reformista acabó de disgregarse con los casos emblemáticos de la casa blanca, la desaparición de 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa y los hechos de Nochixtlán. El presidente perdió armas y legitimidad.

Al comienzo, la reforma tuvo apoyo de los grandes partidos de oposición y la simpatía de organizaciones civiles; después, éstas y aquéllos tomaron distancia. El análisis de este texto se cierra en octubre de 2017, después de que el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, dio a conocer las aristas distintivas del Modelo educativo para la educación obligatoria: educar para la libertad y la creatividad y de la Ruta para la implementación del modelo educativo, los nuevos planes y programas de estudio para la educación básica, y anunció otras estrategias para avanzar con la institucionalización de la reforma educativa.

El libro examina la contienda por la educación a la luz de tres corrientes teóricas en boga en el ambiente internacional: la de la cultura mundial, la del neoimperialismo cultural y la del prestamista y el prestatario.

  

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado