Lección de ética

Lección de ética

 

Martha Nussbaum

SNTE, México (Col. Consejo de Mentes Brillantes), 2019

 

Martha Nussbaum es una estudiosa y férrea defensora de la necesidad de una formación integral del ser humano desde las etapas más tempranas. Esta prolífica autora ha sido galardonada por sus numerosos esfuerzos e investigaciones alrededor del mundo, con honores del tamaño del Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales (2012). Por supuesto, no podemos dejar de mencionar que en sus enseñanzas se han forjado numerosos filósofos y juristas de las más prestigiosas universidades del mundo.

La autora, en su obra Lecciones de ética, advierte una grave crisis en materia educativa, pues la dinámica económico-social del mundo actual conlleva que, en un ímpetu por la enseñanza de habilidades prácticas para el mercado laboral, se dejen de lado materias que ahondan en el trabajo del alma, es decir, aquellas materias que colaboran más en el plano de la formación cultural y humanista que en el de habilidades y competencias para el mercado laboral.

Lo anterior indica que el desarrollo de los planes y los programas de estudio de las escuelas, no solamente del mundo occidental, se han olvidado de propagar el estudio de las artes y de las humanidades, como la filosofía, la economía y la sociología, instrumentos que coadyuvarán al análisis serio de las estructuras que le dan espacio a la vida social y democrática.

Es esta misma influencia humanista y artística la que resuena en el desarrollo de la cultura compasiva. En consecuencia es el arma necesaria para el desarrollo cultural de un Estado democrático, en el que los ciudadanos aporten a su construcción, mediante la crítica lógica con perspectiva humana y por medio de la propagación del pensamiento.

La importancia de estas enseñanzas obviadas por el sistema educativo redunda básicamente en la concepción que se formará del otro y de lo ajeno; es decir, en reconsiderar las construcciones sociales existentes y el valor otorgado al tercero para reconocer su dignidad como ser humano y la importancia de la crítica social.

Con ambas herramientas se genera una sinergia de mejoramiento constante. Las humanidades y las artes, entonces, se convierten en medios para el desarrollo social y humano, así como en extensiones de los sentimientos que nos identifican como miembros de un Estado o de un país, es decir, como ciudadanos.

De esta manera, Nussbaum sostiene que la crisis del sistema educativo en materia de enseñanza humanista, y no meramente capacitadora de mano de obra, constriñe el deterioro de las estructuras democráticas, por lo cual es insoslayable que se retome la incentivación de la imaginación desde las etapas iniciales de la educación, de manera que la juventud se construya en torno de la crítica de las estructuras sociales y, de esta manera, se logre la transformación coyuntural necesaria en las sociedades modernas, construyendo, al mismo tiempo, un sentimiento de empatía y de solidaridad en los ciudadanos.

 

Pablo Ángel Palma Carrascoza

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado