Orientación, tutoría y educación emocional

Orientación, tutoría y educación emocional

 

Rafael Bisquerra Alzina

Síntesis, Madrid, 2013

 

Esta obra presenta un estudio sistemático del marco de la orientación psicopedagógica, engarzando la orientación, la tutoría y la educación emocional bajo el amplio paraguas de la prevención y el desarrollo humano, que son dos conceptos fundamentales de la acción tutorial y de la orientación.

Este libro se divide en tres partes. En la primera de ellas, Bisquerra comienza definiendo las claves conceptuales de la orientación, consciente de ir a contracorriente, y justifica claramente el uso del enfoque de orientación psicopedagógica frente a lo que se denomina, en la práctica, orientación educativa. De esta manera pone de relieve uno de los objetivos de este libro: la educación de las competencias emocionales.

En la segunda parte se desarrollan las áreas de intervención de la orientación y la tutoría en la orientación profesional. En este contexto se recalca el papel de las emociones en el proceso de toma de decisiones a la hora de elegir unos estudios o una carrera. El contenido de estos apartados se convierte, así, en un buen instrumento para establecer un nexo de unión que engloba, dentro del autoconocimiento, el autoconcepto, la autoestima y la autoconfianza como requisitos esenciales que se deben potenciar desde la tutoría. En este sentido, creo que son relevantes los aspectos que se abordan en estos capítulos, puesto que el papel de las emociones siempre está presente tanto en la orientación para el aprendizaje como en la orientación en la diversidad.

Por ello, comparto plenamente la tesis del autor: la importancia que tienen las emociones en el aprendizaje, como sucede cuando, en el capítulo 5, presenta algunas propuestas para la prevención y el desarrollo de competencias para la vida. Por ejemplo, la educación para la vida, la prevención del estrés o la mejora de la autoestima.

La tercera parte de la obra está dedicada a la educación emocional en el marco de la tutoría y la orientación. Efectivamente, ésta es una de las principales aportaciones del autor y el leit motiv presente a lo largo del libro.

La postura de Bisquerra no puede ser más crítica cuando habla de la enseñanza de calidad y por eso apunta la necesidad de un replanteamiento serio con respecto a la importancia de desarrollar las competencias emocionales. Resulta interesante el repaso que se hace de la educación emocional, la transversalidad, el coaching, la entrevista, el espacio familiar y las actividades de educación emocional en tutoría y orientación a lo largo de la educación infantil, primaria y secundaria obligatoria.

Desde mi punto de vista, como profesora de la asignatura de educación emocional, valoro positivamente la especial aportación de este nuevo trabajo de Bisquerra, puesto que en nuestro contexto educativo actual resulta imprescindible poder disponer de propuestas prácticas y de actividades como las planteadas en algunos capítulos. Así, en el capítulo 11, que trata del Plan de Acción Tutorial (PAT), se ofrecen recursos y modelos para su elaboración. Del mismo modo, en el capítulo 12, centrado en la evaluación y en el diagnóstico psicopedagógico, se sigue insistiendo acerca de la importancia de evaluar las intervenciones en orientación, aportando sugerencias para ello e ilustrando el tema con los errores que se cometen con demasiada frecuencia. Me parece particularmente interesante el listado de los errores que se presentan en la práctica profesional y que derivan de la falta de formación.

Sin duda, el contenido de este manual resulta de interés por su actualidad y su utilidad en el ámbito científico y en el docente a la hora de justificar la importancia de la educación emocional. Por eso lo considero recomendable a los alumnos universitarios, futuros docentes, y a los profesores que deseen revisar sus prácticas en el día a día del aula. Contar con buenos profesionales implica que éstos reciban una formación adecuada. Y los contenidos de este libro sirven tanto para reflexionar desde un punto de vista conceptual como desde una vertiente práctica.

 

María Pilar Teruel Melero*

 

* Reseña publicada originalmente en Cuadernos de Pedagogía, núm. 438.

 

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado