Claves para la organización de la escuela digital

Claves para la organización de la escuela digital

La integración pedagógica de las TIC no depende exclusivamente de la acción de cada docente en su aula, sino que también está condicionada por las decisiones que cada escuela toma a lo largo del tiempo respecto de las tecnologías. En este artículo se exponen aquellos factores institucionales que se han revelado esenciales en el uso pedagógico de las TIC.

 

 

Una idea común, tras la expresión “integración pedagógica de las TIC”, suele ser que las tecnologías forman parte tan natural de los procesos de enseñanza y aprendizaje que su uso pasa inadvertido. Pero la cuestión clave es cómo llegar a esa integración. Tanto la investigación como la evaluación del uso de las TIC por parte de los agentes que forman un centro educativo han demostrado que eso no ocurre espontáneamente, sino que es resultado de un proceso.

Severin (2011; UNESCO, 2003, con base en la matriz de Morel) propone una secuencia de cuatro fases de maduración en el uso de las TIC que mira más allá de la escuela, al entorno, y termina en un estadio de transformación:

Las cuatro etapas son iniciación, aplicación, integración y transformación. En las tres primeras, las escuelas utilizan tecnologías como medios para avanzar hacia entornos digitales más ricos. ¿Por qué hablar de transformación? Porque las escuelas que persiguen un cambio más holístico y revisan radicalmente el entorno de aprendizaje han hecho uso de la tecnología para transformarse radicalmente. En esta transformación todos los elementos del entorno de aprendizaje son nuevos y llevan a una nueva visión del aprendizaje y la enseñanza (Groff, 2013).

La cuarta etapa se caracteriza por que en el centro educativo y en sus aulas se desarrollan prácticas con TIC con potencial pedagógica y socialmente transformador, generando aprendizajes valiosos y desarrollando la autonomía y el pensamiento crítico de los agentes implicados. El centro educativo está abierto permanentemente mediante internet, dinamiza la comunicación educativa y una red social que abarca a la familia y al entorno circundante; tiene un plan TIC basado en una visión compartida de su uso, que contempla el desarrollo de diversos proyectos con TIC, en los que está implicada toda la comunidad educativa; además, constituye un entorno de aprendizaje continuo en el que alumnado y profesorado colaboran en la creación y la comunicación de conocimiento, y los docentes elaboran recursos digitales y los comparten en la red (Area, Santana y Sanabria, 2015).

Como resultado de la evaluación de la integración de las TIC en 40 centros públicos de Canarias, España, y de una revisión de literatura relevante sobre el tema, elaboramos una propuesta de análisis que permite ubicar a los centros educativos en uno de los cuatro niveles de madurez señalados (idem). Sin embargo, dado que el grado de integración de las TIC no suele ser uniforme, la herramienta ayuda a diagnosticar la situación de cada uno en niveles diferentes en los ámbitos pedagógico y organizativo, así como en las distintas dimensiones que comprende cada ámbito:

 

Ámbitos y dimensiones de la integración de las TIC en los centros educativos

Ámbito organizativo

Ámbito pedagógico

  • Visibilidad del centro en internet y uso de las TIC como medio de dinamización social.
  • Comunicación con las familias y participación del AMPA en la política TIC del centro.
  • Utilización de las TIC para la comunicación y coordinación docente.
  • Uso de las TIC en tareas administrativas y de gestión.           
  • Participación del centro en proyectos o redes educativas en línea.
  • Proyectos propios del centro con TIC.
  • Tipo de uso de las TIC en los procesos de enseñanza-aprendizaje presencial y virtual.
  • Producción de recursos digitales para la enseñanza y el aprendizaje.

 

Estructuras, relaciones, procesos

¿Qué factores explican que los centros escolares se encuentren en distintas fases en el uso de las TIC? Para tratar de dar respuesta a esta interrogante es necesario identificar los fenómenos o prácticas curriculares, educativas y organizativas que se desarrollan en un centro educativo en relación con el uso que hacen de las TIC. En esta línea hemos identificado una serie de factores que facilitan la integración de las TIC (idem). Hemos agrupado dichos factores en torno de tres categorías: estructural, relacional y procesual. Los factores estructurales que facilitan la integración de las TIC hacen referencia a los elementos formales establecidos por la administración educativa y a recursos e infraestructuras (dotación, conexión, figura del coordinador TIC); los factores relacionales se refieren a las actuaciones relacionadas con el apoyo y el liderazgo, y en los factores procesuales incluimos todas las acciones relacionadas con la dinamización para la innovación e integración de las TIC.

 

Factores estructurales

  • La disponibilidad de un conjunto de recursos TIC suficiente como para que alumnado y profesorado tenga un acceso regular a los mismos.
  • Una conectividad que permita el trabajo en línea en cualquier momento y sin interrupciones.
  • La disponibilidad de una o varias personas que desarrollen funciones de coordinación TIC en condiciones de trabajo adecuadas. Entre ellas están: tiempo de dedicación suficiente para desempeñar su labor; formación para el desarrollo de sus funciones, sobre todo de asesoramiento al profesorado en el uso pedagógico de las TIC, y apoyo pedagógico y tecnológico en su labor de coordinación.

 

Factores relacionales

  • El apoyo del equipo directivo a las iniciativas que desarrolla el profesorado con TIC, al trabajo de la coordinación TIC y al impulso de proyectos institucionales del centro con TIC.
  • Un liderazgo distribuido para la integración de las TIC (un conjunto de personas: equipo directivo, coordinación TIC y otros agentes), que tiene ideas claras respecto de su integración pedagógica y organizativa y toma decisiones para llevarlas a la práctica en colaboración con el profesorado.
  • La disponibilidad de una o varias personas que desarrollen funciones de coordinación TIC, que estén convencidas del valor pedagógico de las TIC e impulsen su uso en el centro por medio de un conjunto definido de acciones.

 

Factores procesuales

  • El carácter innovador del centro: su apertura a la innovación y sus acciones y estrategias dinamizadoras de la innovación.
  • Cierta trayectoria del centro como organización en el desarrollo de proyectos con TIC.
  • Iniciativa en adquisición de recursos TIC, ya sea con los medios propios del centro o accediendo a donaciones.
  • Una organización y gestión de los recursos TIC que permita que la comunidad educativa pueda tener un acceso regular a los mismos.
  • El perfil y el desarrollo profesional de los agentes que desarrollan funciones de coordinación, y su consideración en los procesos de nombramiento y relevo. Esto determina el énfasis del uso de las TIC en el centro. Un perfil tecnológico tenderá a potenciar la integración organizativa; uno pedagógico priorizará la integración pedagógica.
  • La dinamización de la formación del profesorado en el uso de las TIC, como parte del plan de formación del centro. Una formación orientada al uso pedagógico de las TIC con metodologías didácticas que pongan énfasis en el aprendizaje autónomo y en el trabajo colaborativo y potencien el desarrollo de la capacidad de adaptar recursos digitales y crear recursos propios.
  • La participación del centro en redes de centros y otras organizaciones que desarrollen proyectos de uso pedagógico de las TIC.
  • La presencia de los factores procesuales y relacionales son clave en el avance hacia mayores niveles de integración. Los factores estructurales son necesarios pero no suficientes. Lo que nos lleva a concluir que las concepciones de los equipos directivos y coordinadores sobre las potencialidades didácticas de las TIC moldean las acciones que desarrollan en las actividades de naturaleza tanto organizativa como pedagógica en el ámbito de las TIC.

 

Cómo acometer el cambio

¿Qué puede hacer un centro educativo para avanzar hacia la fase de transformación? Proponemos un principio y cuatro pautas de actuación.

 

Una propuesta de acción

Principio

Adoptar una actitud institucional proactiva en el uso de las TIC en el centro educativo orientado a la transformación.

Pautas de actuación

  1. Diagnosticar regularmente el grado de integración organizativa y pedagógica de las TIC en el centro educativo.
  2. Avanzar en el uso de las TIC, creando y consolidando las condiciones necesarias para crecer en los niveles de desarrollo.
  3. Intercambiar y desarrollar experiencias valiosas con TIC con otros centros.
  4. Involucrarse y liderar procesos de transformación educativa y social ligada al entorno del centro.

 

Sugerimos comenzar con un diagnóstico del grado de integración de las tecnologías en el centro. El diagnóstico debería incluir la indagación del nivel de integración de las TIC en las diversas dimensiones de cada ámbito (organizativo y pedagógico) y de los factores facilitadores que presenta el centro. Cada cierto tiempo sería aconsejable realizar nuevos diagnósticos para comprobar los avances o retrocesos del centro educativo en el grado de maduración respecto del uso de las TIC. Para este diagnóstico puede ser útil la matriz utilizada en el estudio evaluativo citado (idem).

Una vez realizado un diagnóstico (el inicial o los sucesivos), se trata de ir emprendiendo iniciativas que supongan un avance en el uso organizativo y pedagógico de las TIC. Esta segunda pauta debe ir acompañada de acciones que permitan crear y consolidar los factores que faciliten dicho avance. Es función del equipo directivo promover las iniciativas del profesorado e ir construyendo una iniciativa institucional en el uso de las TIC a medio y largo plazo (Valverde y Revuelta, 2015). También serán necesarios cambios en las estructuras escolares. Jacobs (2014) apunta cuatro elementos estructurales que hay que repensar si la escuela quiere ofrecer un currículo dinámico: la estructura del tiempo, los patrones de agrupamiento del alumnado, los patrones de agrupamiento de los profesionales y la estructuración del espacio.

Los centros que funcionan como organizaciones que aprenden lo hacen porque establecen relaciones fructíferas con otros agentes del entorno. Entre ellos están otros centros educativos que desarrollan experiencias que les sirven de referencia. Por lo tanto, el desarrollo de experiencias de uso de las TIC en colaboración con otros centros educativos e instituciones es una tercera pauta de actuación.

La cuarta es involucrarse en procesos de transformación educativa y social ligada al entorno del centro educativo apoyados en las TIC. Llegar a liderar procesos de esa naturaleza revelaría que el centro está transitando ya la fase más avanzada de maduración.

Estas pautas de actuación deben desarrollarse como centro educativo, más allá de proyectos de individuos o grupos, y no desde una posición de “verlas venir”, sino teniendo como horizonte el máximo nivel de maduración: la transformación.

 

Para saber más

  • Area, Manuel, Pablo J. Santana y Ana I. Sanabria (2015), “La integración organizativa y pedagógica de las TIC en los centros escolares públicos de Canarias. Un estudio de casos. Informe final”, La Laguna, Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad del Gobierno de Canarias/Proyecto TSP (documento inédito).
  • Groff, Jennifer (2013), “Technology-Rich Innovative Learning Environments”, París, OCDE-CERI, Working Paper. Disponible en http://www.oecd.org/edu/ceri/Technology-Rich%20Innovative%20Learning%20Environments%20by%20Jennifer%20Groff.pdf. Consultado el 19 de octubre de 2015.
  • Hayes Jacobs, Heidi (2014), “Nuevas versiones de la escuela: reinventar y reconciliar estructuras escolares. El horario, los agrupamientos y los espacios”, en Heidi Hayes (ed.), Curriculum XXI. Lo esencial de la educación para un mundo en cambio, Madrid, Narcea, pp. 53-68.
  • Severin, Eugenio (2011), Tecnologías para la educación (TED). Un marco para la acción, Washington, D.C., Banco Interamericano de Desarrollo. Disponible en http://idbdocs.iadb.org/wsdocs/getdocument.aspx?docnum=36613530. Consultado el 19 de octubre de 2015.
  • UNESCO (2003), Towards Policies for Integrating Information and Communication Technologies into Education, Bangkok, UNESCO.
  • Valverde, Jesús, y Francisco Ignacio Revuelta (2015) “La aplicación del proyecto de educación digital (PED) en un centro educativo: estructura y procedimientos", en Jesús Valverde (coord.), El proyecto de educación digital en un centro educativo, Madrid, Síntesis, pp. 111-138.

 


 

* Miembros del grupo de investigación EDULLAB (Laboratorio de Educación y Nuevas Tecnologías), Universidad de La Laguna, Santa Cruz de Tenerife, España. Artículo publicado originalmente como “Claves para la transformación organizativa” en Cuadernos de Pedagogía, núm. 462, diciembre de 2015. Este artículo deriva de un estudio empírico sobre la integración organizativa y pedagógica de las TIC desarrollado en 40 centros públicos de Canarias. Es parte de la evaluación del proyecto TSP (Tecnologías al Servicio de las Personas), del gobierno de Canarias. El estudio fue desarrollado por el grupo de investigación EDULLAB, de la Universidad de La Laguna, en el curso 2014-2115.

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado