Educación e interculturalidad

Educación e interculturalidad

 

En la Asamblea General de las Naciones Unidas se dedicó el año 2019 a “las lenguas históricamente marginadas de los pueblos desde el Círculo Polar hasta la Península Arábiga, desde Australia hasta Asia Oriental y América Central”. El objetivo ha sido sensibilizar a la opinión pública sobre los riesgos que presentan estas lenguas como vehículos de cultura y modos de vida.

En acuerdo con esta iniciativa, El Mundo de la Educación presenta como eje central de este número el tema “Educación e interculturalidad”, que coincide también con el 9 de agosto, Día Internacional de los Pueblos Indígenas desde hace 25 años, que la ONU instauró para conmemorar la tarea pendiente de hacer plenos los derechos de “5,000 grupos distintos que habitan en 90 países y que representan a 7,000 lenguas en el mundo”.

Juan Gregorio Regino, poeta mazateco y actual director general del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, nos comenta que se conmemorará el día con una feria en el Centro Nacional para la Cultura y las Artes, en la Ciudad de México, con la temática “Las lenguas indígenas en alto riesgo de desaparición”.

En el sistema educativo mexicano, aproximadamente 10% del alumnado habla alguna de las 68 lenguas localizadas en una geografía diversa y accidentada, que ha hecho muy desigual la distribución del bien educativo. Sobre este desafío nos habla, en entrevista exclusiva, Javier López Sánchez, director general de Educación Indígena, de la Secretaría de Educación Pública. Como responsable de esta oficina y miembro del pueblo maya-tsetsal de Chiapas, le preocupa que el aprendizaje del español sea a costa de exponer a la extinción otras lenguas que conllevan otra cultura y cosmovisión.

Pese a desafíos y muchas tareas pendientes, presentamos diversas estrategias con claros logros de los que podemos aprender: el proyecto educativo realizado en una comunidad purépecha, que más allá de buscar la mera asimilación involucró a todos los actores implicados, enriqueciendo la intervención. Otra experiencia fue con la comunidad rarámuri, donde, con una sistemática planeación didáctica, se integraron los elementos culturales de este grupo al currículo oficial mexicano, complementándose con talleres para docentes. Asimismo, en una comunidad maya en Guatemala se fusionó la enseñanza presencial y a distancia con el fin de lograr involucramiento y participación. Presentamos también artículos que promueven el escuchar las necesidades de otros grupos con el fin de construir la convivencia en escuelas que realmente puedan llamarse interculturales.

Se presentan diferentes miradas de actores que nos llevan a reflexionar sobre lo expresado en la entrevista que nos concedió Gunther Dietz, de la Universidad Veracruzana Intercultural, acerca de la actitud unidireccional que tradicionalmente se ha tenido en el tema, como sucede en la educación superior, donde todas la universidades tendríamos que fomentar competencias interculturales, entendidas no solamente como habilidades comunicativas para el entorno cercano, sino dirigidas a la diversidad que supone México, con posibilidades de interrelación y de construcción de puentes con el binomio indisoluble que supone lengua y cultura.

 


 

 

* Presidenta del Consejo Editorial

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado