Música y valores

Música y valores

 

Este proyecto acerca el trabajo de un grupo de ska a los alumnos adolescentes y preadolescentes. Mediante la escucha y la reflexión sobre los temas, la creación de canciones, la grabación, la interpretación y el contacto directo con los músicos, los jóvenes conocen las principales actividades de un mundo que les interesa, trabajan valores fundamentales como el respeto y la convivencia y se preparan con ilusión para el futuro.

 

 

Expresarse mediante canciones, identificar los instrumentos que integran un grupo musical y conocer el proceso de grabación de un disco son algunos de los aprendizajes adquiridos por más de 400 adolescentes de los nueve centros adscritos al proyecto Maitips a l’escola, de la mano de los miembros de este grupo de la ciudad de Valls, en Tarragona, España.

Cada vez más, los maestros debemos buscar nuevas metodologías para motivar nuestras clases y pensar en todo lo que un adolescente puede y quiere llegar a aprender más allá de los libros de texto. Por esta razón, ofrecemos la posibilidad de organizar una actividad relacionada con el aprendizaje de la música, y es entonces cuando el grupo Maitips presenta su propuesta: una unidad didáctica para que los alumnos y las alumnas puedan conocer de cerca esta banda de música ska y todo lo que se mueve alrededor de un grupo musical.

Desde el ayuntamiento se convoca a todos los centros educativos para ofrecerles el proyecto, dirigido a los estudiantes de ciclo superior de primaria y primer ciclo de secundaria, y más de 80% de ellos se inscriben.

Son los profesores de música los encargados de difundir el proyecto entre el alumnado, con el asesoramiento de Maitips. Para ello, disponen de un dossier elaborado por los componentes del grupo, la mitad de los cuales son maestros. Se trata de actividades bien estructuradas y dirigidas con un planteamiento coherente y veraz que cuentan con un solucionario para la corrección.

 

Maitips

La carrera musical de Maitips inició en 2001 y actualmente comparte escenarios con grupos de un gran prestigio. En 2008 lanzó su primer disco —Així és la vida (“Así es la vida”)—, una combinación de letras claras, valientes, con sustancia y música simpática y fácil de escuchar, llena de vitalidad y riqueza. Son frecuentes también sus apariciones televisivas y radiofónicas en cadenas y emisoras catalanas y vascas.

Combinando diferentes estilos musicales —ska, reggae y rock— en temas de gran calidad, Maitips plantea cuestiones actuales que no admiten la imparcialidad. Desde el amor por la cultura y los orígenes, hasta la defensa de la justicia, la libertad y la vida, sus letras son el detonante de las actitudes, los hechos y los valores que la juventud de hoy necesita. Maitips son músicos, pero también profesionales de la educación. Ésta es su propuesta.

 

La creación de un conjunto musical

La idea de formar un grupo de música está presente en muchas mentes jóvenes. El proyecto parte de este interés y ofrece información concreta sobre cómo crearlo, al tiempo que plantea una reflexión sobre valores. Se estructura básicamente en torno del área de música por los contenidos que se presentan (instrumentos, composición, estudio de grabación), pero también se interrelaciona con las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), por el uso de las nuevas tecnologías y programas; con lenguas, al proponer la lectura y el análisis de textos en catalán y euskera, y también va ligada a la tutoría para trabajar valores como el esfuerzo, el respeto, la creatividad, la atención, la educación por la paz, la ecología, el respeto por la diversidad, la convivencia y la denuncia valiente de problemas sociales.

El proyecto se vertebra en torno de tres ejes: un cuaderno didáctico con las actividades que permiten conocer los instrumentos (melódicos y armónicos) del grupo —guitarra y bajo eléctrico, trompeta, trombón, batería, sampler, teclados y voz—, las partes de los mismos y las letras de las canciones sobre las que los chicos van a reflexionar. Este cuaderno marca cuatro sesiones de una hora de duración:

  • Durante la primera sesión, los alumnos conocen a los miembros de Maitips mediante un cuestionario que responden en pequeños grupos y relacionan a cada músico con su instrumento. También ven el videoclip de la canción Terra (“Tierra”).
  • En la segunda sesión, los chicos observan, a través de una presentación multimedia, el proceso que siguen los músicos desde que crean una canción hasta que llega a nuestros oídos: composición, ensayo, grabación por pistas, mezcla, masterización, publicación, promoción y venta. En la misma sesión empiezan a trabajar y a cantar Terra, que habla de la defensa de la cultura y de la libertad.
  • La tercera sesión traza los paralelismos entre la situación del euskera y el catalán, y los valores del respeto y la estima hacia otras lenguas y culturas. Basándose en la canción “Kaixo” (“Hola”), cantada íntegramente en vasco, los alumnos redactan un estribillo en catalán que encaje con la métrica y el ritmo de la canción en euskera. Posteriormente, se hace una puesta en común y la versión escogida se envía a Maitips para ser interpretada en un concierto final.
  • En la cuarta sesión los alumnos ven un video sobre el estudio de grabación, el procedimiento de registrar las diferentes pistas y el orden de los instrumentos. También aprenden a descargarlas, seleccionarlas y mezclarlas con el programa Audacity. Este editor de ondas de sonido digital, además de grabar, importa y abre diferentes formatos de sonido y permite copiar, pegar y separar las pistas de sonido de los diferentes instrumentos.

Desde un blog, los docentes pueden descargar las canciones para que los escolares las escuchen, las canten y empiecen a componer y a utilizar el programa Audacity para las tareas de discriminación, mezclado de pistas y grabación.

 

Participar en un concierto

Pero lo más emocionante de todo es el concierto al que los alumnos pueden asistir y en el que van a participar. Abierto a todos los miembros del proyecto, es una oportunidad para que chicos y chicas escuchen a Maitips en directo y compartan el escenario con ellos, cantando las versiones elaboradas en la clase. Durante el acto, que tiene lugar en horario lectivo, además de la vertiente lúdica, los componentes de Maitips no olvidan la pedagógica: es útil para que los estudiantes reconozcan todo lo que han aprendido y vivan en directo las sensaciones de cantar en el escenario con los miembros de esta formación vallense.

Primero se presentan, sin ayuda de altavoces, con una canción. Es sorprendente oír sólo el ritmo que marca la batería, sin poder escuchar la voz ni el resto de los instrumentos. Posteriormente, presentan el equipo de sonido, los PA (power amplification, altavoces que transmiten el sonido al público) y los monitores (que permiten escuchar la música desde el escenario y son exclusivamente para que los músicos puedan oírse entre sí), la mesa de audio (desde donde se regula el sonido de cada instrumento), la microfonía y las luces, etcétera.

Hablan también del orden en que se graban los instrumentos en el proceso de registrar un disco: batería, bajo eléctrico, guitarra, teclado, vientos y voces.

Y explican con ejemplos de canciones las diferencias entre el rock, el ska, el reggae y el punk, los estilos musicales con los que trabaja este grupo. Y finalmente interpretan las versiones que los escolares han elaborado en la clase e invitan a varios alumnos a que suban al escenario a cantar con ellos.

Así pues, a lo largo de cinco sesiones los jóvenes conocen a los miembros, los instrumentos y las canciones de un grupo musical. Componen, aprenden a grabar y, finalmente, comparten escenario con ellos, interpretando los temas creados en clase, en un concierto dedicado al público adolescente. Con base en la reflexión, y después de llevarlo a la práctica, vemos que los alumnos vibran emocionalmente de una manera distinta y plena, y trabajan con una ilusión nueva, porque Maitips les habla en un lenguaje que entienden como propio. No es muy usual estudiar una unidad didáctica que finalice con un concierto...

 

Los músicos del futuro

Todas las actividades del cuaderno tienen una evaluación inmediata que podemos denominar metacognitiva. Además de esta valoración en clase, alumnos y docentes en todo momento se muestran motivados por la novedad de la propuesta. El grupo Maitips también expresa su satisfacción con el proyecto y con los resultados. Se aprecian los contenidos musicales, pero también la reflexión sobre la vivencia de los valores que, a través de sus canciones, Maitips intenta transmitir. Pero la auténtica evaluación podremos hacerla pasado algún tiempo, cuando los aprendices de músico y de persona de hoy nos canten lo que piensan y lo que sienten con base en una afición que quizás ahora empiezan a descubrir.

En conclusión, queremos destacar la sorprendente implicación e ilusión de los chicos y los docentes que han llevado a cabo la idea, así como de los miembros de Maitips. Este proyecto inicia una nueva manera de vivenciar contenidos, al crear un ambiente muy particular que nos lleva a replantear muchos aspectos del hecho educativo. También despierta las ganas de seguir colaborando conjuntamente de una manera tan innovadora en el mundo educativo. Debemos trabajar día a día sin caer en la monotonía, porque es así como los jóvenes sienten la necesidad de aprender. Queremos destacar la originalidad de la experiencia y el hecho de que puede ser útil tanto para cohesionar grupos de clase como futuros conjuntos de música.

Los alumnos y las alumnas se sienten muy felices de participar en el proyecto y conocer a Maitips en directo. Valoran el trato afable de sus componentes, que, tan sólo en una hora y media, establecen un vínculo muy potente con ellos. Algunos sueñan con ser músicos, como los miembros de esta banda de ska, que aprendieron a tocar los instrumentos en su época escolar y ya entonces pensaban en formar un grupo. La juventud de Valls la tiene ahora un poco más fácil para empezar a caminar en este sentido, ya que ha recibido un buen impulso.

 

Para saber más:

 


 

* Lídia Garzón i Escarré (Fundació Privada Mare de Déu del Lledó, en Valls, Tarragona); Montse Melgosa I Paris (Collegi Sagrada Família de Lleida); David Tudela, Roger Montalà, Jaume Martínez, Maxi Aradilla, Savi Pérez y Albert Segura (Maitips Ska). Artículo publicado originalmente como “Música y valores en directo”, Cuadernos de Pedagogía, núm. 408, enero de 2011.

  

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado