Videocreaciones para trabajar valores

Videocreaciones para trabajar valores

 

Esta experiencia relata cómo se trabajan los valores mediante la elaboración de materiales audiovisuales y su posterior análisis. La colaboración entre alumnado, profesorado, comunidad educativa y municipios da lugar a videos muy significativos, mediante los cuales se busca fomentar la igualdad, la paz y la integración, y luchar contra la violencia de género.

 

Nos rebelamos ante una cierta frustración que nos invadía al ver la escasa repercusión que tenían los trabajos del alumnado expuestos en el pasillo, que, por otra parte, habían sido realizados con mucha ilusión. De esta realidad nace The Pulpí Post (Instituto Mar Serena), con el proyecto enVÍDIAte, una forma de entender la educación en valores, abierta, activa y en constante evolución.

El mundo y la sociedad se han transformado en los últimos años gracias a las nuevas tecnologías. Para una parte de nuestro alumnado, difícilmente resulta atractivo realizar un mural de forma tradicional, cuando por la tarde pueden estar delante de una supervideoconsola. Intentando despertar su interés, observamos que, independientemente de las notas académicas, todo el alumnado compartía dos premisas básicas: la curiosidad por el mundo audiovisual, o las TIC, y las ganas de divertirse. Estas dos premisas podían ser asumidas por parte del profesorado y la comunidad educativa.

Cambiamos el medio para llegar al alumnado, pero no el mensaje: la educación en valores. Nuestras videocreaciones nos permiten proporcionar al alumnado el papel protagonista y escuchar sus sugerencias y sus ideas. La colaboración entre ambos pasa a convertirse en una realidad palpable, donde se comparten ideas, risas, nervios, vergüenzas... Es el propio alumnado, que se siente protagonista, quien difunde las videocreaciones en las redes sociales, dando una mayor repercusión al mensaje.

 

El porqué

Con nuestro proyecto buscamos conseguir varios objetivos. El primero de ellos es trabajar en valores, entendiendo por “valores” todos aquellos aspectos de la sociedad que merecen ser reforzados: coeducación, igualdad, educación por la paz, contra la violencia de género… Los trabajos en valores deben desarrollarse de forma transversal e integrada en todo el proceso educativo. Así, un trabajo sobre contaminación no sólo sirve para el desarrollo de la conciencia ecológica, sino también para analizar las relaciones de género entre los protagonistas. No sólo hay que tener en cuenta el trabajo como resultado, sino que también es importante la forma de hacerlo, con igualdad y coeducación.

El segundo objetivo es motivar al alumnado. Para el primer video que hicimos pedíamos por favor al alumnado que participara con su imagen. Progresivamente ha crecido tanto el interés que es difícil elegir a quiénes van a participar. Que el alumnado sea el protagonista le permite empatizar, reflexionar sobre los temas y aportar ideas originales que llegan mejor a jóvenes de su edad y su cultura… Al mismo tiempo, intentamos que vean al instituto de otra manera, como un lugar de creación.

También queremos implicar a la comunidad educativa. Para realizar la mayoría de nuestros trabajos hemos contado con la participación de las comunidades educativas de dos centros de localidades diferentes. Las familias participan, porque se trata de un proyecto educativo que sienten que las enriquece y nos facilita así ampliar la difusión del mensaje coeducativo a otras personas y otros colectivos.

El profesorado del centro participa en los proyectos, con su imagen, elaboración de materiales, transporte, medios técnicos... Es un proyecto abierto al equipo docente, que exige la coordinación con otros planes y otros proyectos: Kioto, Bilingüismo, Juega Limpio...

Hay que agradecer sus esfuerzos a los ayuntamientos, por su ayuda, no sólo material (cámaras, calles cortadas, instalaciones...), sino también por la participación directa de algunos de sus representantes. Destaca Escapa de tus Barrotes, donde intervinieron concejales de los dos ayuntamientos, de signo político diferente. También hemos contado con empresas, asociaciones, etcétera, como en Recibe, un lipdub ("doblaje de labios", video musical en el que se sincronizan los labios, gestos y movimientos con una canción popular) en el que participaron más de 10 colectivos diferentes.

El proyecto nos permite además mejorar la relación profesorado-alumnado, ya que facilita el compañerismo en el trabajo: creamos guiones, pasamos nerviosismo en las actuaciones, cansancio en los ensayos y alegrías cuando vemos que el esfuerzo ha valido la pena. Esto ha supuesto para parte del alumnado un cambio de concepción acerca de cómo veían al profesorado; ahora ven que nos preocupan las mismas cosas y que todas las personas tenemos algo que aportar.

El quinto objetivo es avanzar técnicamente. Cada proyecto es un paso más desde el punto de vista técnico. Van incorporando progresivamente música en directo, baile, letras originales, efectos especiales, etcétera. No hace falta tener una gran habilidad técnica, pero sí le hemos tenido que dedicar horas a la posproducción, a la planificación y al dominio de los programas informáticos… El alumnado en algunos casos va por delante y nos guía en el proceso técnico. El profesorado aporta la necesaria alfabetización audiovisual, con un cuidado especial en rechazar los estereotipos de género, y facilita que el alumnado sea consciente de la manipulación que puede producirse, a la vez que le da una herramienta para expresarse creativamente.

Y el último objetivo es divertirnos: el disfrute creativo como filosofía de vida guía el proyecto. Hacer realidad una idea supone esfuerzos y sacrificios de tiempo, pero tiene la compensación inmediata de la diversión y, a largo plazo, la satisfacción de trabajar por lo que se cree. Hoy a todos los trabajos les vemos defectos, cosillas, pero los recordamos con cariño, porque nos han permitido disfrutar trabajando en temas que nos interesan, desde una perspectiva de género, compartiendo y creciendo en muchos sentidos.

Ese pasillo del que hablábamos al principio es ahora un canal de YouTube en el que el número creciente de visitas nos indica que “alguien les hace caso”. Somos conscientes de que sólo con ver un video no se asegura que el mensaje se interiorice, pero tenemos un firme compromiso de promover entre nuestras alumnas y alumnos modelos igualitarios de convivencia.

 

Y el cómo

La metodología que utilizamos para llevar a cabo cada creación es la siguiente. Empezamos con una explicación de los temas que vamos a abordar, con atención especial a situaciones de discriminación y a la violencia de género. Después, hacemos un estudio y un análisis de creaciones textuales, audiovisuales y musicales existentes. En tercer lugar, llevamos a cabo una identificación de los problemas en nuestro entorno más cercano.

Una vez hecho esto, efectuamos una revisión de nuestras videocreaciones de cursos anteriores. Para elaborar una tarea de reflexión, crítica y debate, utilizamos unas fichas que hemos diseñado expresamente.

El siguiente paso es elaborar una propuesta en pequeños grupos, donde se trabaja alguna idea de forma más sencilla. Tiene utilidad desde un punto de vista creativo y técnico, porque son ellos y ellas quienes realizan todo el proceso de grabación y edición, y sirve de base para posibles ideas posteriores. Estos trabajos se quedan a nivel interno de aula: storyboards, fotonovelas, videos...

El último paso es la propuesta voluntaria para la creación de un nuevo video con la participación de todo el grupo. Implica una mayor coordinación y se suele realizar pensando en el “estreno” en el instituto un día conmemorativo y en su difusión pública a través de internet y de las redes sociales. En esta creación grupal comienza el proceso más complejo, que cuenta con nuestra coordinación más directa: elegir la idea, elaborar un guión, utilizar un lenguaje no sexista, cuidar la ambientación, proponer actores y actrices, planificar medios técnicos, pruebas, ensayos... El proyecto se abre a toda la comunidad educativa. La grabación suele realizarse fuera del horario lectivo.

 

Favorecer la cohesión, fomentar la creatividad

Los resultados de este trabajo en equipo han supuesto para una parte del alumnado sentir el “orgullo de centro”, entendido como la sensación de pertenecer a una comunidad educativa implicada y trabajadora. Al vivir el alumnado el centro como suyo, tiene una participación más activa en su formación académica y personal. Además, estamos consiguiendo que se interese por la creación audiovisual como forma de expresión y comunicación. En un mundo tan competitivo como el actual, la creatividad es un valor al alza.

Entre los resultados de nuestro trabajo señalamos la concientización social, especialmente en torno de las actitudes sexistas y la violencia contra las mujeres, porque nos consta que el alumnado va asumiendo que tiene un papel activo en la sociedad, denunciando las desigualdades, respetando y valorando a las demás personas y buscando activamente la paz y la justicia… Una prueba de ello es la difusión de las videocreaciones a través de las redes sociales, donde se posicionan, asimilan el mensaje y actúan en consecuencia.

 

Algunas de nuestras videocreaciones

YouTube: Thepulpipost

 

Loves. Escapa de tus barrotes

https://youtu.be/VVKwnTwQmLI

Centrado en la violencia de género entre adolescentes, incide en el control machista. En las semanas previas a su estreno, el 25 de noviembre, se fueron exponiendo carteles en los que la protagonista iba siendo encerrada tras barrotes que simbolizaban señales de violencia de género: “No te vistas así”, “Haz lo que yo te diga”. Aporta un mensaje final positivo, pues cuenta con la implicación de políticos, padres y madres, para formar un mensaje de colaboración ante el maltrato.

  

Castillos de paz

https://youtu.be/y-WJg6Xh5WE

El profesorado y el alumnado apuestan por una educación por la paz donde los castillos no son edificios de guerra, sino lugares de lucha por la paz mediante la música. Se aprovecha también para generar el debate sobre los roles femeninos y masculinos en el mundo militar.

 

Recibe

https://youtu.be/OwYikCOapRg

Apuesta por la convivencia de las diferentes culturas y asociaciones de Cuevas del Almanzora. La protagonista principal es una inmigrante africana, que sufre una doble discriminación: por inmigrante y por mujer. El lipdub pretende ser un gesto de unidad y de esperanza.

 

El amor es ciego, pero nosotros no

https://youtu.be/YAg1Abn3994

Intenta llamar la atención sobre los primeros síntomas de violencia de género entre adolescentes. El control que ejerce el chico se relaciona con la idea de machismo, aunque parece que son acciones asumidas como normales por la sociedad. Profesorado y alumnado se posicionan contra estos indicadores.

 

I’m looking for the sun

https://youtu.be/KqyatE33cxQ

Un stop motion en inglés sobre las ganas de mejorar el mundo. Una chica expresa su deseo de ser una superheroína para actuar contra los males de la sociedad.

 

Fuera de juego al machismo

https://youtu.be/9tAUZVvBBXE

Montaje audiovisual y de prensa que refuerza el mensaje de igualdad y colaboración en equipo, para el partido y para la vida.

 

No es amor

https://youtu.be/q5lqwM-ur2o

Interpretación y canción que pretende ironizar sobre el comportamiento machista de algunos adolescentes a través de la ridiculización de su actitud: el control excesivo, los cambios de actitud respecto de la ropa de la pareja, las redes sociales… Persigue separar el concepto de amor de estas actitudes que para muchos jóvenes son señales de enamoramiento, aunque en realidad suponen desigualdad.

 

No bajes la persiana, da la cara

https://youtu.be/PC2ErrbCyqE

Video contra la violencia de género, con una especial puesta en escena que simula un patio de vecinos en uno de los pasillos del instituto. Allí se proyectaba una escena aparentemente vista a través de una ventana en la que una pareja discutía y llegaba a una situación violenta. Tras esa visualización, el alumnado pasaba a ver la segunda parte, que consiste en una llamada de atención por parte de profesorado, alumnado, integrantes del Centro de la Mujer, padres y madres…, para que no miremos hacia otro lado, para que no “bajemos la persiana”, sino que ayudemos a parar esta lacra social.

 

Ahí vamos, selectividad

https://youtu.be/l_x-Sjf5UeM

Después de seis años de convivencia, una promoción llega a su graduación. El video es una muestra de convivencia y de igualdad de los dos sexos en comportamientos y sentimientos, tanto del profesorado como del alumnado.

 

Mirar, Annie Leibovitz

https://youtu.be/YjVpnMh1MfE

Una forma también de trabajar por la igualdad es difundir las trayectorias de algunas mujeres, como Annie Leibovitz.

 


 

* Conrado Gandía es docente de geografía e historia en el Instituto Jaroso, en Cuevas del Almanzora, Almería, España. Marisa Lafuente es docente de geografía e historia en el Instituto Mar Serena, en Pulpí, Almería, España. Artículo publicado originalmente en Cuadernos de Pedagogía, núm. 468, junio de 2016.

  

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado