Una gran oportunidad de formación

Una gran oportunidad de formación

 

En esta ocasión quisiera compartir con ustedes una experiencia que llevé a cabo en este verano y que, en mi opinión, todos los que nos dedicamos a la educación y a la investigación educativa deberíamos realizar de manera regular: fortalecer nuestra formación y, con el pretexto de las vacaciones, conocer nuevas ciudades.

En este sentido, les hablaré de las diferentes oportunidades de formación que ofrecen las escuelas y los cursos de verano de diversas universidades alrededor del mundo. Generalmente, éstas se encuentran relativamente “vacías” durante este periodo y ofrecen cursos que nos permiten aprender sobre una gran variedad de temáticas.

Este verano tuve la oportunidad de asistir a dos escuelas, cuya experiencia me gustaría compartir. Primero, la Escuela Complutense de Verano de la Universidad Complutense de Madrid (https://www.ucm.es/escuelacomplutense/). Hay una gran cantidad de cursos de diversa índole y el catálogo relativo a educación es especialmente nutrido. Yo asistí al curso “Big & Open Data. Análisis y programación con R y Python” y no puedo sino agradecer a los profesores que lo impartieron. Fue una vivencia grata que, además de los aprendizajes, me dio la oportunidad de conocer a los miembros de mi grupo y forjar nuevas amistades.

Asimismo, asistí a la Universidad de Oslo, que a través de la International Summer School que convoca a estudiantes de doctorado y posdoctorado y a investigadores de diferentes especialidades. Los ponentes son profesores de diferentes partes del mundo. Yo asistí al curso “Mixed and Merge Methods: Towards a Methodological Pluralism”, impartido por el doctor Giampietro Gobo, de la Universidad de Milán. Ésta también fue una extraordinaria experiencia con grandes aprendizajes.

Invito al amable lector a buscar otros cursos en este tipo de universidades, aunque esta búsqueda debería realizarse en enero, pues los procesos de admisión a esta clase de actividades se llevan a cabo con anticipación. Además, tenga en cuenta que instituciones como la Escuela Complutense de Verano reducen el costo de los cursos y permiten que, previa solicitud, los asistentes puedan alojarse en sus residencias.

Debido a que, en general, los cursos se imparten por la mañana, es posible que en la tarde uno pueda conocer el lugar donde se encuentra la universidad en la que se llevan a cabo dichos cursos. Así fue como tres mexicanos, un peruano y un español, además de aprender mucho durante el verano, también pudimos conocer Madrid y sus alrededores. ¡Explora esta oportunidad!

 


 

* Doctor en evaluación educativa y profesor investigador de la Universidad Iberoamericana. Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

  

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado